El impacto de la crisis en el talento Femenino durante y después de la pandemia - Jinzai - Servicios Especializados en RRHH

La pandemia por coronavirus trajo consigo una crisis sanitaria y económica que ha impactado al mercado laboral femenino, expulsando aproximadamente al 30% de las mujeres que desempeñaban una actividad remunerada debido a la suspensión de labores de empresas consideradas «no esenciales» afectando a este grupo que ya presentaba una situación precaria en distintos sectores.
Esta situación, además del fuerte impacto en la economía del hogar, las actividades domésticas y el cuidado de los hijos se incrementaron debido al cierre de escuelas, recayendo en su mayoría a las madres de familia la instrucción escolar para continuar con la formación de los menores.
El COVID19 ha afectado desproporcionadamente a las mujeres ya que la pandemia afectó sectores orientados a los servicios, como restaurantes y hoteles, donde la mayoría de sus colaboradores son mujeres a la vez que se incrementaban las necesidades de cuidado infantil a medida que las escuelas y guarderías cerraron y se quedaron en casa.
La pandemia ha dejado ver la desigualdad e inestabilidad laboral principalmente por los despidos, empleos sin seguridad social, y todo un conjunto de obstáculos en el mercado laboral que impiden el desarrollo profesional y bienestar emocional en las mujeres.
La forma de trabajar ha sido otro de los factores que ha afectado a las mujeres en el mercado laboral, para aquellas que no perdieron su trabajo y han tenido que adoptar la modalidad del teletrabajo han manifestado una carga adicional a sus actividades laborales, además de incremento de violencia física y psicológica dentro del hogar que se ha presentado durante la cuarentena.

¿Qué deben hacer las empresas?
  • Garantizar que todas las actividades de respuesta y recuperación de la COVID-19 proporcionen entornos laborales bien informados sobre el padecimiento, favorables a las mujeres e inclusivos.
  • Identificar y abordar la división desigual del trabajo relacionado con los cuidados de personas, y el trabajo doméstico no remunerado, como elemento esencial de la respuesta económica y de salud pública de emergencia.
  • Dar orientación psicológica y estar al tanto de la situación de cada colaboradora.
  • Analizar y ejecutar flexibilidad en los horarios y actividades sin perjudicar la productividad.
  • Implementar medidas que disminuyan el estrés y la carga laboral para las mujeres que están enfrentando situaciones difíciles.
reclutamiento

Si deseas que te contacte un Asesor Experto en cualquiera de nuestros servicios, Atracción de talentoTercerización de personalMáquila de Nómina por favor rellena el siguiente formulario:

Abrir chat